Capellanía
CARTA DEL CAPELLÁN
31 de julio de 2018
 

Vivir la alegría de ser hijos de Dios

 

En este mes de agosto les acercamos la carta del Capellán, quien nos invita a vivir con alegría nuestro paso por la tierra pidiéndole a la Virgen que podamos, como ella, alcanzar la esperanza en el cielo. 

 

Renovados por el descanso de las vacaciones, afrontamos la segunda parte del año, poniendo en manos de la Virgen del Buen Ayre todas nuestras intenciones y anhelos. El próximo día 15, Solemnidad de la Asunción, la celebraremos con mucho cariño y agradecimiento, acrecentando la esperanza de alcanzar como ella el Cielo, siendo muy felices en la tierra y haciendo felices a los demás. Aumenta nuestra alegría en este mes, el paso por el Colegio del Prelado del Opus Dei, monseñor Fernando Ocáriz, que el domingo 5 tendrá en nuestro nuevo Auditorio, dos reuniones multitudinarias con jóvenes de todo el país.

Seguirá siendo prioritaria en los próximos días, tal como nos piden los obispos argentinos, la oración, el ayuno y el testimonio a favor de la vida, mientras continúa el tratamiento de la ley del aborto en el Senado de la Nación. El jueves 9 tendremos Adoración Eucarística, y hasta el día 8, en que se realizará el debate y la votación en la Cámara, procuraremos acompañar con plegarias en familia y participando en diversas iniciativas, la súplica confiada a Dios a través de la Virgen María, para que salvemos las dos vidas. Vivamos con serenidad y renovada esperanza en  Jesús misericordioso estos próximos días.

Al retomar el ritmo habitual de la vida familiar y del estudio, tenemos la posibilidad de descubrir una vez más la grandeza de la vida ordinaria vivida cara a Dios, tal como el Papa Francisco nos enseña en su Exhortación Gaudete et Exultate (Alégrense y Exulten): la llamada a la santidad que todos hemos recibido en el Bautismo, que se alimenta en la Eucaristía, Jesús mismo, y que se materializa en los pequeños gestos de amor cotidianos. Ese llamado de Jesús a seguirle se convierte también en la misión, que todos tenemos, de testimoniar y anunciar el Evangelio, invitando a otros a vivir la alegría de ser hijos de Dios.

Pbro. Jorge Fraile

 

Agenda de eventos