Capellanía
Carta del Capellán
11 de abril de 2017
 

Amor con amor se paga

 

El mes de abril nos invita especialmente a acompañar a Jesús de cerca, viviendo con Él la Semana Santa y la alegría de la Pascua en familia.

Por P. Jorge Fraile
 

Durante la Cuaresma, a través de la oración, la mortificación y las obras de misericordia, fuimos disponiendo el corazón para una nueva conversión: la de crecer en amor a Jesús y a los demás, especialmente en nuestro hogar y con los más necesitados.

Ya en la Semana Santa, procuramos acompañar a Jesús cada día, para lo cual nos ayuda mucho el Evangelio. Leyéndolo, personalmente o en familia, podemos vivir lo que el Señor hizo cada día, especialmente a partir de la Última Cena y hasta su Resurrección el domingo de Pascua. La Iglesia nos invita a participar el jueves, de la Misa de la Cena del Señor, que nos recuerda la institución de la Eucaristía, a acompañar por la noche a Jesús en Getsemaní y en su prisión recorriendo las siete Iglesias para adorarlo. Nos invita, también, a vivir el viernes Santo (día de ayuno y abstinencia) realizando el Vía Crucis por la mañana y haciendo memoria de la Pasión y adorando la Santa Cruz en la que fuimos redimidos, por la tarde. El sábado acompañaremos el dolor de la Virgen, Madre de Jesús y Madre nuestra, compartiendo el rezo del Rosario.

En la Vigilia Pascual estalla la alegría de nuestra salvación ante el anuncio de la Resurrección de Jesús, que vence al pecado y a la muerte, nos abre las puertas del Cielo y nos hace hijos de Dios. Comienzan cincuenta días -el tiempo Pascual- en los que damos gracias a Dios por su amor y, de algún modo, "resucitamos" también acercándonos más a Él, porque amor con amor se paga. Y procuraremos llevar esa alegría a todos, familia, amigos y personas más necesitadas, para que ellos puedan también acercarse al amor de Dios con esperanza. ¡Muy felices Pascuas para todos en el Jardín y el Colegio!

Pbro. jorge Fraile

Agenda de eventos